SHARE
REVISTA ANUAL DEL GRUPO ATLAS COPCO
REVISTA ANUAL DEL GRUPO ATLAS COPCO
Listo para servir
El Especialista en Servicios Tomasz Bugaj sabe cómo mantener el negocio y la sociedad...
Pensamiento basado en el alquiler
Nuestras soluciones flexibles harán el trabajo sean cuales sean las condiciones.
Invirtiendo en la seguridad
Descubra por qué este centro educativo de Corea del Sur pasó al suministro de nitrógeno in situ
Claramente superior
Optar por las soluciones de vacío más eficientes marcará la diferencia.
El agua potable cambia vidas
Nuestra iniciativa Water for All ayuda a las comunidades con acceso limitado...
Editorial
Unas palabras de Mats Rahmström, presidente y CEO.
Promoviendo el cambio
Las soluciones de montaje industrial son el núcleo de la revolución de los coches eléctricos.
“La ergonomía es clave”
Ava Mazaheri analiza las exposiciones a la fuerza y el excelente diseño del producto.
Expertos en el campo
Local dealers and service suppliers ensure that all customers gets on-site support.
Puerta de entrada al crecimiento
Una visita a China, la segunda economía más grande del mundo.
"El desarrollo conjunto es la mejor manera de avanzar"
Atlas Copco es parte del ecosistema que se establece para superar los límites científicos.
Seco constante
Un proceso de desarrollo de 10 años dio como resultado una innovación que lo cambia todo.
Marcando la diferencia
La sociedad moderna depende de las ideas industriales que cobran forma con nuestras herramientas.
Haciendo la conexión
Katey Kim, responsable de logística, proporciona asistencia a los fabricantes de semiconductores mundiales.
Sin desechos bajas emisiones
¿Y si las máquinas industriales adaptaran su consumo de energía a la necesidad de producción?
Visión perfecta
La producción completamente autónoma ya no es una ilusión.
Potenciado y listo para usar
Pasar a la energía eléctrica es un paso importante hacia un futuro sin emisiones de carbono.
ESPECIALMENTE DISEÑADO PARA RENDIR
Una innovación diseñada específicamente para el floreciente sector del gas natural licuado (GNL).
Receta para el éxito
Explore algunos de los ingredientes clave necesarios para seguir siendo un líder tecnológico
Estableciendo el tono
¿Sabía que incluso la música de Jimi Hendrix dependía del vacío?
Fabricación más inteligente
Imagine una fábrica donde las máquinas inteligentes funcionen de forma autónoma y transfieran datos sin demora.
Equipo inteligente + teléfono inteligente = productointeligente
Conozca a los innovadores responsables de la bomba de vacío de garras secas DZS VSD+.
Herramientas inteligentes para la vida moderna
Las herramientas industriales transforman el mundo.
ESTRELLA De la pantalla
Lo más probable es que una bomba de vacío seca iXL900R haya fabricado su pantalla.
El éxito está en las tarjetas
Una solución de servicio basada en datos que proporciona información en tiempo real.
Aprovechar el mercado de energía ecológica
Rasmus Rubycz, director de mercado, está preparado para aprovechar nuevas oportunidades.
EL PODER DEL CERO
La torre de iluminación Z3+ es una innovación que no produce emisiones ni ruido.
EL INICIO DE ALGO GRANDIOSO
Nuestro primer taladro alimentado por batería destaca.
Ajustado para el despegue
Montaje de aviones de forma inteligente.
Convertir las manzanas en puré de manzana
El aire comprimido es necesario para todo, incluso para elaborar alimentos para bebés.
Cuando el tren supera al avión
Cuando el ferrocarril equilibra los costes, la velocidad y la sostenibilidad mejor que el transporte aéreo o marítimo.
"El desarrollo conjunto es la
mejor manera de avanzar"
Atlas Copco es parte del “ecosistema de Wallenberg”, que se establece para superar los límites científicos. Los dividendos que generamos contribuyen a un flujo en el que se otorgan miles de millones de SEK a la investigación y a la educación, lo que da como resultado nuevos conocimientos para el beneficio de las personas y el desarrollo industrial. En esta entrevista, Peter Wallenberg Jr. explica cómo funciona todo.
Atlas Copco fue fundada en 1873 por A.O. Wallenberg, entre otros, con la misión de fabricar y vender materiales para la construcción y operación de ferrocarriles. Durante las siguientes décadas, las innovaciones técnicas y la competencia impulsaron a la empresa en diferentes direcciones y nuevos campos tecnológicos, como el aire comprimido y las soluciones energéticas. Atlas Copco sigue creciendo a través de adquisiciones estratégicas.
Desde que se fundó Atlas Copco, a principios de la década de 1870, nuestro desarrollo se ha vinculado estrechamente con la familia Wallenberg. André Oscar Wallenberg fue uno de nuestros padres fundadores, y los cimientos familiares siguen siendo nuestro mayor accionista gracias a su tenencia en Investor AB.
La familia Wallenberg ha tenido un lugar destacado en el desarrollo comercial e industrial de Suecia desde el establecimiento del primer banco de sucursales privadas del país en 1856. El banco apoyó a las empresas emergentes durante la primera y la segunda revolución industrial, muchas de ellas se convirtieron en líderes globales de la industria en sus respectivos campos. Al hacer inversiones a largo plazo en estas empresas y luego conceder la mayor parte de los dividendos a la investigación y a la educación, se creó un ecosistema de innovación, construido para durar por generaciones. Este sistema y los éxitos de cada empresa que contribuyen con él ahora permiten subvenciones anuales de investigación y educación de alrededor de SEK 2400 millones (2020).
El sistema se basa en un grupo de fundaciones privadas sin fines de lucro que son propietarios únicos de la empresa tenedora FAM y son dueños mayoritarios de la empresa tenedora industrial Investor AB, que, a su vez, son accionistas
líderes de muchas empresas exitosas. La fundación más antigua y más grande es la Knut and Alice Wallenberg Foundation, KAW, establecida en 1917. Es uno de los más grandes financiadores privados de investigación científica en Europa y apoya principalmente la investigación en medicina, tecnología y ciencias naturales.
Le pedimos a Peter Wallenberg Jr., presidente de KAW, miembro de la Junta Directiva de Atlas Copco y uno de los representantes sénior de la quinta generación de la familia Wallenberg, que explique la función de Atlas Copco en este ecosistema y el mayor valor que aporta.
¿Cuál es el propósito de este ecosistema y siempre ha sido el mismo? El propósito declarado de nuestra fundación es beneficiar a Suecia mediante el apoyo a la educación e investigación científica básica. La dirección, aunque un poco cambiada en la década de 1920, ya fue establecida por Knut y Alice Wallenberg, quienes estaban muy comprometidos con el desarrollo público y con la promoción de la ciencia, el comercio y la industria de Suecia. Para garantizar que su trabajo pueda continuar a lo largo del tiempo, establecieron una fundación que administre los fondos y entregue las subvenciones. Con el tiempo, otros familiares han agregado otras fundaciones, o se agregaron en honor a ellos, todas con el mismo espíritu pero enfocadas en diferentes campos.
En la actualidad, el “mejoramiento de Suecia” (landsgagneligt en sueco) no se limita a las fronteras geográficas. Por el contrario. La investigación que financiamos, aunque se haga en universidades suecas, en muchos casos beneficiará a todo el mundo, y los equipos de científicos a menudo están conformados por expertos de muchos países. Los resultados se comparten abiertamente y se pueden usar como peldaños para los avances científicos futuros. Queremos ayudar a las empresas suecas y a las instituciones científicas a comenzar con una buena ventaja, pero realmente se trata de la colaboración global para el bien mayor.
Entonces, ¿cómo funciona el ecosistema? Se basa en el desempeño de las empresas en las carteras de inversión de las fundaciones, Atlas Copco es una de ellas. Cuantos más dividendos generan, más dinero regresa a las fundaciones y más se aplica a investigación y desarrollo, lo que impulsa el desarrollo científico durante décadas. Todas las partes del sistema dependen unas de otras. Las fundaciones otorgan el 80 % de sus dividendos recibidos y reinvierten el 20 % en las tenencias existentes o nuevas.
Algunos de “sus” investigadores han recibido el Premio Nobel, como el reciente en química, Laureate Emmanuelle Charpentier ¿Existe un rasgo común que une a los investigadores que llevan la ciencia al siguiente nivel?
Por el contrario, diría que todos son muy buenos en ser diferentes. Lo que los une es que tienen el valor de seguir su pasión interior y lo hacen con persistencia. No hace falta decir que también son extremadamente brillantes y talentosos.
Queremos permitir que estos investigadores exploren sus proyectos favoritos que, de otro modo, les sería muy difícil financiar. Cuando las personas talentosas pueden seguir su verdadera pasión, pueden ocurrir avances reales. Trabajamos en conjunto con las universidades para encontrar y promover a los excelentes investigadores con puntos de vista e ideas únicas. Les damos a los investigadores la libertad de dedicarse a proyectos alucinantes.
El aumento de la diversidad es un aspecto importante de esto. Tenemos un programa especial para apoyar a los jóvenes investigadores y para trabajar y aumentar la cantidad de mujeres en el área de ciencias naturales, y financiamos proyectos que permiten a investigadores internacionales altamente educados realizar una carrera profesional en sus campos de experiencia. El mundo universitario a menudo se basa en jerarquías y estructuras de poder establecidas. Tratamos de romper un poco con esas ideas para garantizar un flujo continuo de nuevas perspectivas y sacar a relucir las mejores ideas.
Recibe miles de aplicaciones cada año. ¿Cómo decide cuáles apoyar?
En cuanto a KAW, la fundación más grande, la aplicación siempre proviene de los investigadores individuales, pero la universidad tiene que nominar al candidato. Luego, le pedimos a un equipo de expertos que lo revise para garantizar que el proyecto esté bien analizado y tenga un alto potencial. Entonces, varios expertos internacionales líderes envían las aplicaciones más interesantes para que las revisen. Un requisito básico es que la investigación debe ser excelente y única. No estrenamos “más de lo mismo”.
¿Cuáles son los proyectos más interesantes en este momento?
Hay tantos, pero si debo elegir unos pocos, destacaría la recientemente lanzada inversión de SEK 3700 millones en ciencias biológicas impulsadas por datos. Cuando se combina con innovaciones en el procesamiento de datos e inteligencia artificial, este campo de investigación afectará a todos los campos de la medicina y las ciencias naturales. Esto es especialmente importante para garantizar una mejor preparación contra futuras pandemias. En relación con eso, también hemos concedido un total de SEK 180 millones para iniciativas relacionadas con la COVID-19 este año.
Otro ejemplo es el denominado Programa de software y sistemas autónomos y de AI Wallenberg, WASP, del cual Atlas Copco forma parte. Cuando comenzó esto en 2015, Suecia se estaba quedando atrás en estas áreas. Mediante la unión, en este programa, entre el ámbito académico y la industria, las cosas han avanzado con rapidez y Suecia es ahora una de las naciones más importantes, lo que atrae a expertos internacionales que quieren ser parte de este desarrollo. Esto demuestra que la colaboración siempre es la forma más eficiente.
Personalmente, también me fascina mucho el trabajo realizado en el Wallenberg Wood Science Center, que explora cómo desarrollar nuevos materiales a partir de árboles. Este campo es altamente avanzado y la investigación cubre nanocelulosa y fibras de madera nanoestructuradas, por ejemplo.
¿Qué oportunidades ve para Atlas Copco en relación con los sistemas autónomos y el Internet de las Cosas?
La revolución industrial continua es, por supuesto, un punto de inflexión que trae oportunidades evidentes para las empresas impulsadas por la innovación y expertas en tecnología, como Atlas Copco. Sin embargo, no solo se trata de digitalizar productos y soluciones o de implementar nuevas tecnologías. Este desarrollo tendrá un profundo impacto en las personas, y las personas son, sin duda, el activo más valioso de una empresa.
Las empresas tendrán que cambiar la forma en que trabajan, volver a capacitar a los equipos y asegurarse de que su personal esté alineado. Esto traerá un cambio de comportamiento que nos afecta a todos, incluidos sus clientes. Atlas Copco es muy bueno para incorporar empresas adquiridas y esa habilidad también se puede aplicar a esto. La gestión de cambios será clave.
Reemplazar los plásticos con madera es un ejemplo de innovación para un mundo más sustentable. ¿Sus fundaciones están específicamente orientadas a proyectos de sustentabilidad?
No específicamente, sino que resulta que una gran cantidad de proyectos que respaldamos tienen un impacto directo en las áreas de sustentabilidad. Esto solo demuestra que la sustentabilidad se incorpora en todos los aspectos de la sociedad actual y no en un tema independiente. De la misma manera, las empresas exitosas consideran la sustentabilidad en todo lo que hacen. Atlas Copco siempre ha sabido cómo mejorar constantemente, en particular en función de los requisitos del cliente, y veo que la sustentabilidad es una parte natural de ello.
Nos denominamos “El Hogar de las Ideas Industriales”. ¿Cree que esta es una descripción precisa?
Hace aproximadamente un año, me invitaron a una actividad de reunión abierta en la sede central de Atlas Copco en Sickla, en la que los equipos de diferentes partes del Grupo exhibieron algunos de sus proyectos más innovadores de investigación y desarrollo. Las soluciones y la concurrencia fueron simplemente increíbles. Este tipo de cultura, en la que los empleados en todos los niveles tienen permitido explorar ideas, incluso si están un poco “fuera del esquema” y no están vinculados a las carteras de productos existentes, es extremadamente valioso y algo que me gustaría ver en muchas otras empresas. También es mucho más divertido trabajar así, lo que lo hace más atractivo como empleador.
Atlas Copco es en muchas maneras una empresa de ingeniería tradicional, pero la clave para su éxito es su capacidad para mantenerse actualizada y desarrollar continuamente lo que hace y cómo lo hace. Un ejemplo actual es el cambio de diésel a eléctrico. Como visito diferentes partes de la organización, sé que este es el caso donde sea que vaya. Es una parte profunda de lo que uno es.
¿Ve alguna oportunidad para mejorar?
Al igual que en todas las grandes organizaciones, uno lucha con la velocidad, y ese desafío seguirá creciendo con la revolución tecnológica mencionada anteriormente. Vinculado a esto, diría que es muy importante establecer trayectorias profesionales alternativas para proporcionar un flujo constante de nuevas perspectivas. Si los años de empleo o ciertos cargos son requisitos básicos para cargos de nivel superior, automáticamente excluye a los talentos que se unieron más tarde en la vida o decidieron seguir diferentes trayectorias profesionales. Además, las generaciones más jóvenes esperan avanzar rápidamente y no es probable que permanezcan en la empresa si primero tienen que invertir 20 años antes de que los tengan en cuenta para cargos más altos. Los procesos de contratación y promoción pueden ser más flexibles y ofrecer varias maneras de desarrollar a la persona. Esto también ayudará a aumentar el nivel de diversidad.
¿Cuál sería su deseo para el futuro?
La parte más divertida de este trabajo es cuando tengo la oportunidad de visitar a todos los investigadores inteligentes y apasionados, para escuchar sus ideas y aprender sobre lo que han encontrado hasta ahora. Ser capaz de apoyarlos en su búsqueda de innovación es extremadamente inspirador y gratificante. Desde la perspectiva de las fundaciones, se trata de liberar el potencial del mañana. Mi deseo sería que todo el mundo se uniera al respeto y la comprensión del valor a largo plazo de la investigación. El desarrollo conjunto es la mejor manera de avanzar.
Síganos en:
Póngase en contacto con nosotros | Descargue el número de 2021/2022 | ©Atlas Copco AB